Cuando se habla de un fabricante de hule a la medida, sabemos que cada cliente tiene necesidades y expectativas diferentes. Como fabricante de moldeado debes estar preparado para manejar los proyectos más demandantes y complejos de producción para la diversidad de clientes que hoy en día existen.

 

Hoy en día existen fabricantes que tienen posibilidades de fabricación personalizada con base en 4 moldeos principales: moldeo por extrusión, compresión, transferencia e inyección en una variedad de diferentes capacidades.

 

Moldeo por extrusión

La extrusión es un método a través del cual el plástico fundido o materiales alternativos se empujan continuamente, impulsados por tornillos de alimentación a través de una abertura. Después de esto, pasan por una serie de plantillas o bloques donde la forma fundida retiene la forma deseada cuando se enfría. En el proceso de extrusión, el producto acabado tiene una forma bidimensional que es continua en longitud. El método de extrusión produce formas lineales que se pueden cortar a múltiples longitudes.

 

Moldeo a compresión

Este moldeo se aplica al insertar hule no curado dentro de las cavidades de un molde abierto, que posteriormente se cierra y coloca en una prensa de moldeo hidráulica. Como resultado, el hule no curado obtiene la forma de cada cavidad. El moldeo de compresión es ideal para partes grandes y resulta en un proceso barato y con menos pérdidas de componentes.

 

Moldeo por transferencia

Utiliza métodos similares al moldeo por inyección pero se utiliza por aplicaciones con cualidades de producción mayores. Con el moldeo de transferencia, el hule no curado se coloca en una combinación de “olla/cilindro” que se construye en la parte superior del molde. El cierre de la presa de moldeo obliga al hule no curado a pasar por los pequeños agujeros y dentro de la cavidad. El moldeo de transferencia ayuda a reducir la preparación del compuesto y la carga de herramienta, reduce el tiempo de finalización del producto y tiene un ciclo de producción más corto.

 

Moldeo por inyección

Es un proceso donde el moldeo es cerrado y bloqueado en el lugar. El hule no curado se calienta previamente en una cámara de inyección, que lo plastifica, permitiéndole fluir correctamente en las cavidades. La capacidades de la presa de inyección van de 24” x 24” hasta 48” x 72”, con un tonelaje de 100 a 500 toneladas. El moldeo por inyección tiene el ciclo de producción más corto de los otros métodos de moldeo y tiene una tasa de producción mayor.

 

Estos son los 4 procesos de moldeo más conocidos dentro del mercado. Nuestra experiencia en la industria es de moldeo por extrusión. Cada unos de nuestros especialistas pueden aclarar y orientarte sobre éste método y sus beneficios aplicables, además de hacerlo a la medida y de acuerdo a tus necesidades.